Receta de GALLETAS DE MANTEQUILLA caseras y fáciles de hacer
galletas de mantequilla

Receta de GALLETAS DE MANTEQUILLA caseras y fáciles de hacer

Tartas, galletas, pasteles… Los dulces son una de mis perdiciones, os soy sincera, ¡me encantan! Y me gustan más cuando la receta es sencilla de hacer, ¿o no? Te traigo una receta de galletas de mantequilla caseras que además de que te va a encantar, estoy segura de que vas a hacerla siempre que puedas.

En mi casa las galletas de mantequilla gustan mucho ya que son muy versátiles, pues las tomamos tanto en el desayuno con un buen café para despertarnos, como a la merienda con un té o infusión e incluso, a veces, después de cenar.

Si tienes peques en casa, esta receta es ideal para pasar una tarde con ellos enseñándole a hacerlas, ya que además de fáciles, querrán comérselas todas al acabar porque les encantarán.

Esta receta te prometo que funciona y que no te resultará complicada, además si te gusta el chocolate, tienes la opción de añadirle unos chips o chocolate triturado. Si ya están buenas sin chocolate, imagínate si se lo pones. Yo cuando las preparo hago la mitad de las galletas de mantequilla sin chocolate y la otra mitad con chips.

Si te ves el video de la receta, estás galletas no las he decorado, pero son perfectas para añadirle una cobertura de lo que más te guste y si tienes moldes de formas en casa, hacerlas con ellos en vez de darle forma con la mano.  

Receta de galletas de mantequilla caseras

Para hacer la receta de galletas de mantequilla caseras tenemos que tener los siguientes ingredientes y seguir los siguientes pasos:

Ingredientes

  • 200 gramos de harina

  • 100 gramos de azúcar blanco

  • 100 gramos de mantequilla, que tendremos a temperatura ambiente

  • 1 huevo

  • 1 pizca de sal

  • 100 gramos de chips de chocolate o trocitos de chocolate para fundir, si quieres añadirle chocolate

Ver la receta en video

Paso a paso para hacer galletas de mantequilla

Hacemos la masa
  1. Como primer paso, cogemos la mantequilla, que debería estar a temperatura ambiente, y el azúcar y mezclamos ambos ingredientes en un bol hasta que estén bien integrados. En el apartado de trucos y consejos más abajo te explico por qué.

  2. Cuando estén bien mezclados los dos ingredientes del paso anterior, añadimos el huevo y una pizca de sal, y mezclamos de nuevo.

  3. El siguiente paso es añadir la harina y la levadura. Para que la textura de la masa, y por otros beneficios que te explico también en el apartado de trucos, quede mejor, la pasamos por un colador o tamizador, y dándole pequeños golpes, agregamos toda la harina y levadura.

  4. Yo mezclo todo con una espátula hasta este paso, que al agregar la harina la masa se vuelve poco manejable y no queda otra que usar las manos. No tengas miedo a mancharte, que estas galletas de mantequilla van a quedar deliciosas.

  5. Cuando tengamos todos los ingredientes bien integrados conseguiremos una bola de masa lista para preparar nuestras galletas de mantequilla. Como te dije, me gusta añadir chocolate a las galletas, pero no a todas, por lo que la bola de masa la divido en dos con un cuchillo.

  6. La mitad de la masa a la que no le voy a añadir chocolate la reservo, y a la otra mitad le echo por encima los trocitos de chocolate, ya sean chips o trocitos de chocolate para fundir bien troceados. Los mezclo muy bien para que se repartan de la manera más homogénea posible.

  7. Ahora toca dejar reposar la masa. Por lo que envolvemos ambas bolas en papel film y las introducimos en la nevera durante 10 minutos.
Damos forma a las galletas
  1. Pasado ese tiempo, llega el momento de darle forma a la masa (este es el paso que más le gusta a los peques). Puedes hacerlo de dos formas, la primera es cortar la masa en trocitos del tamaño de una nuez, y darle una forma redonda con la mano, de esta manera te quedará una galleta irregular y con una apariencia más artesana. La segunda manera, es estirar la masa con un rodillo y con los moldes de formas, cortarlas. A mí me gusta más la primera, pero van a saber igual de ambas formas. Si vas a decorar las galletas, queda mejor estirarla con un rodillo y darle formas a las galletas.

  2. Una vez que tengamos formadas las galletas, las ponemos encima de una bandeja con papel de horno encima. Dejamos un poco de espacio entre unas y otras para que no lleguen a tocarse durante la cocción.
Llevamos al horno
  1. Por último, introducimos la bandeja en el horno y horneamos a 180 grados durante 15 minutos. No te olvides como te digo siempre de tener el horno precalentado.

  2. Cuando retiremos la bandeja del horno ya estarán nuestras galletas listas, pero no le eches la mano muy rápido porque aún están muy calientes. Lo mejor es dejarlas reposar 5 minutos sobre una rejilla. Si no tienes una rejilla déjalas sobre una tabla de madera.

Espero que te encanten tanto como a mí estas deliciosas galletas de mantequilla caseras. Ya ves que son súper fáciles de hacer y que no hay que tener conocimientos de repostería para que te queden ricas ricas. Cuéntame en los comentarios que tal te han quedado.

A continuación te doy unos trucos y consejos para aprovechar al máximo esta receta de galletas de mantequilla caseras.

Trucos y consejos para unas galletas de mantequilla caseras perfectas

La masa se puede congelar

Si has hecho las galletas ya, seguro que has comprobado que están deliciosas.

A mí lo que me pasa a veces es que me apetecen las galletas pero quiero simplificar la manera de hacerlas, por lo que en previsión, cuando hago una remesa de galletas de mantequilla, preparo masa para dos o tres veces, y congelo la masa que no voy a usar en ese momento. Así para cuando quiero hacerlas, saco la masa del congelador el día anterior, y solo tengo que formar y hornear las galletas.

Tampoco las dejes mucho tiempo en el congelador (uno o dos meses máximo) sino las galletas no te sabrán igual.

Puedes hacerlas aunque seas intolerante a la lactosa

En mi familia tenemos un intolerante a la lactosa, por lo que cuando sé que va a venir a visitarnos y voy a tener galletas hechas, las preparo con mantequilla sin lactosa para que ella también pueda disfrutar de estas deliciosas galletas.

Libera tu imaginación y creatividad

Estas galletas de mantequilla caseras son perfectas para decorar. Puedes liberar toda tu imaginación y aplicar coberturas de diferentes colores y usar moldes de formas para conseguir unas galletas que además de deliciosas, sean también preciosas

Acompañamiento perfecto para desayunos y meriendas

Levantarse por la mañana y despertarse con un buen café es un gustazo, pero si acompañas ese café de unas galletas de mantequilla horneadas el día anterior, el placer va a ser mucho mayor, te lo digo por experiencia.

También son ideales para acompañar esa infusión o té de media tarde. Las clásicas pasta de té no son otra cosa que galletas de mantequilla.

Espero que te guste tanto la receta de galletas de mantequilla caseras como los trucos y consejos que he mencionado. No te olvides de cocinar siempre con mucho ❤ y te leo en los comentarios.

Y recuerda, el mejor placer de este mundo, es comer Rico Rico.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba